¿Por qué es importante realizarse limpiezas faciales?

Escuela difference
agosto 26, 2018

¿Por qué es importante realizarse limpiezas faciales?

La piel es el pulso de nuestras vidas, a través de ella no solamente se visualiza como se encuentra nuestro medio interno, también se refleja la relación de nuestra piel con el medio externo que nos rodea.

Al vivir en una región costera, nuestro clima caluroso y la dirección perpendicular de los rayos solares son grandes factores condicionantes que estimulan a nuestras glándulas sebáceas a tener una producción excesiva de sebum (grasa natural de la piel). El sebum es un componente principal de nuestra piel que nos ayuda a mantener equilibrado el manto hidrolipídico. Por lo tanto, el pH de nuestra piel se mantiene en 5.5 – 6 (normal) manteniendo nuestra flora bacteriana equilibrada. A demás, aporta lípidos a la superficie cutánea manteniéndola lubricada. Cuando hay una excesiva producción de sebum, el pH de la piel altera su equilibrio, este disminuye y comienzan a proliferar algunas bacterias y hongos lipofílicos que desarrollarán lesiones acneicas.
Las lesiones acneicas más conocidas que se generan son:
  • Comedones abiertos: También conocidos con el nombre de puntos negros, cuando la glándula sebácea se hipertrofia (aumenta de tamaño), produce mayor cantidad de sebum, el folículo piloso se dilata para soportar la sobrecarga de sebácea, con el paso del tiempo ese sebum acumulado se oscurece adquiriendo por esta razón el nombre de punto negro.
  • Comedones cerrados: Los factores extrínsecos como la temperatura produce una hiperqueratinización que obstruye la superficie del folículo piloso generando micro comedones.
  • Pápulas: Lesión primaria que se caracteriza por ser una elevación enrojecida de la piel, dura al tacto y no contiene material purulento.
  • Pústulas: Lesión primaria que se caracteriza por ser una elevación enrojecida de la piel, blanda al tacto y contiene material purulento.
Todas estas lesiones a excepción de las pápulas pueden ser eliminadas en una limpieza facial. Según el tipo de piel de cada paciente, existe una frecuencia con la cual se pueden realizar las limpiezas faciales para mantener la piel lisa, fresca, lozana y libre de impurezas.
  • Piel mixta con tendencia a grasa: Cada 15 días
  • Piel grasa: Cada 15 días
  • Piel mixta: Cada mes
La limpieza profunda de cutis se encarga de eliminar las impurezas que se pueden localizar en la piel a través de técnicas de tonificación, exfoliación, vaporización, extracción, aplicación de mascarillas faciales y el uso de cremas que se aplican de acuerdo a nuestro tipo de piel.
Si mantenemos esta rutina de limpieza, sin duda vamos a lucir una piel sana y libre de impurezas.
Cosmeatra Darling Dávila Burgos
Directora del área de Cosmetología
ESCUELA DE COSMETOLOGÍA Y ALTA PELUQUERÍA DIFFERENCE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *